REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 27 de Septiembre a 3 de Octubre de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar SUGERENCIAS para los comentarios y asignaciones para las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y prudente”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación y la participación en las reuniones y EN ESPECIAL, ayudar a quienes necesiten una idea de asignación o comentario. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA BIBLIA. Para aprender de la Biblia siempre visite JW.ORG

lunes, 27 de septiembre de 2021

REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 27 de Septiembre a 3 de Octubre de 2021

REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 27 de Septiembre a 3 de Octubre de 2021



REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 27 de Septiembre a 3 de Octubre de 2021

Desobedecer a propósito siempre acaba mal (10 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video Ni una sola palabra ha fallado (fragmento). Luego pregunte: ¿qué había ordenado Jehová que se hiciera con todo lo que había en Jericó?, ¿qué hicieron Acán y su familia, y por qué? y ¿qué nos enseña este relato? Anime a todos a ver el video completo.

JOSUÉ: Jericó cayó, pero Rahab y su familia sobrevivieron. Jehová había ordenado que se destruyera todo lo que había en la ciudad, menos el oro y la plata que debían llevarse el tesoro de Jehová, nadie debía quedarse con nada.

(ACÁN REGRESA A SU TIENDA DESPUÉS DE LA BATALLA DE JERICÓ)

ESPOSA DE ACÁN: Acán ¿qué pasa? te veo muy contento.

ACÁN: Querida, somos ricos.

ESPOSA DE ACÁN: ¿Ricos? Pero, ¿qué estás diciendo?

ACÁN: ¡Vean!… Eso es mío. ¡Dámelo!

ESPOSA DE ACÁN: Estoy orgullosa de ti Acán.

ACÁN: Se lo quité a esos ricos y ambiciosos cananeos.

ESPOSA DE ACÁN: ¿Te vio alguien?

ACÁN: No, tomé mis precauciones.

ESPOSA DE ACÁN: ¿Estás seguro?

ACÁN: Claro, es imposible que alguien me haya visto.

HIJO DE ACÁN: Padre, con esto tendremos un buen comienzo en la tierra prometida.

HIJA DE ACÁN: Pero, ¿no deberíamos esconder todo?

ESPOSA DE ACÁN: Sí, buena idea, ya saben, ojos que no ven.

ACÁN: Vamos, ayúdenme a esconder esto.

JOSUÉ: Cuando atacamos la ciudad de Hai, perdimos la batalla. Entonces Jehová reveló que un israelita se había quedado con algo que debía haberse destruido y había robado oro y plata que eran para el tesoro de Jehová. A la mañana siguiente hizo que todo Israel se presentara, tribu por tribu, familia por familia, casa por casa, hombre por hombre. Al final, Jehová mostró quién había desobedecido.

(ACÁN ES TRAÍDO ANTE LA PRESENCIA DE JOSUÉ)

JOSUÉ: Hijo mío.

ACÁN: Mi señor.

JOSUÉ: Por favor, honra a Jehová el Dios de Israel y confiesa ante Él, por favor, dime lo que hiciste, no me lo ocultes.

ACÁN: Es verdad, soy yo quien ha pecado contra Jehová el Dios de Israel, cuando vi entre el botín, una ropa oficial de Sinar, tan bonita.

JOSUÉ: ¿Qué más?

ACÁN: Y, 200 ciclos de plata.

JOSUÉ: ¿Algo más?

ACÁN: Sí, y un lingote de oro de 50 ciclos.

JOSUÉ: Acán, ¿por qué te los quedaste?

ACÁN: Me gustaron tanto, que los quise para mí.

JOSUÉ: Pero ¿por qué?, mírame, ¿Acaso no entendiste lo que se dijo?, las instrucciones fueron muy claras, la ciudad debía entregarse a la destrucción, ¿no sabías que todo le pertenecía a Jehová?

ACÁN: Sí, lo sabía.

JOSUÉ: Y, aun así, ¿robaste esas cosas?

ACÁN: Ah, pues sí.

JOSUÉ: ¿Por qué?, ¿qué tiene de especial esta ropa de Sinar?

ACÁN: Tienes que verla Josué, es precios, sin costuras, de la mejor calidad, digna de un rey, ¡nunca en mi vida he visto colores tan vivos.

JOSUÉ: Basta hijo mío, basta, dime, ¿dónde la tienes?

ACÁN: La enterré, en el suelo de mi tienda con el dinero debajo.

JOSUÉ: Corre Isbac y ve si es verdad lo que dice, Nedabías trae a su familia, Acán, ¿olvidaste que Jehová te vería?

ACÁN: No pensé en eso.

JOSUÉ: Tú no necesitabas esas cosas, tienes un toro, un burro, un rebaño.

ACÁN: Yo, no sé qué decir, está claro que he pecado contra Jehová el Dios de Israel.

JOSUÉ: ¿Por qué nos has causado este desastre?, Jehová hoy te llevará al desastre a ti, Nedabías, llévatelos.

JOSUÉ: Jehová les había advertido que desobedecer a propósito tendría consecuencias graves, lo que le ocurrió a Acán es una prueba más de que la palabra de Jehová nunca falla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario