REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 30 de Agosto a 5 de Septiembre de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar SUGERENCIAS para los comentarios y asignaciones para las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y prudente”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación y la participación en las reuniones y EN ESPECIAL, ayudar a quienes necesiten una idea de asignación o comentario. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA BIBLIA. Para aprender de la Biblia siempre visite JW.ORG

lunes, 30 de agosto de 2021

REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 30 de Agosto a 5 de Septiembre de 2021

REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 30 de Agosto a 5 de Septiembre de 2021



REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 30 de Agosto a 5 de Septiembre de 2021

Aprendamos del buen ejemplo de quienes nos dirigen (15 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video “Acuérdense de los que los dirigen” (Heb. 13:7). Luego pregunte: ¿qué aprendemos de los hermanos Thomas Sullivan, George Gangas, Karl Klein y Daniel Sydlik?

“ACUÉRDENSE DE LOS QUE LOS DIRIGEN” (HEB. 13:7). (TRANSCRIPCIÓN)

Bueno, el texto de hoy es una cita parcial de Hebreos 13:7. Pero leamos todo el versículo y veamos por qué aquellas palabras eran tan importantes para los cristianos a los que escribió Pablo, y por qué lo son para nosotros. Hebreos 13:7 dice: “Acuérdense de los que los dirigen, quienes les han hablado acerca de la palabra de Dios, y, fijándose en los resultados de su conducta, imiten su fe”. ¿Y a qué cristianos escribió Pablo? A los cristianos hebreos que pertenecían a la congregación de Jerusalén. Y ¿por qué era importante que estos cristianos prestaran atención a quienes los dirigían? Pues porque, cuando Pablo escribió estas palabras alrededor del año 61 de nuestra era, apenas quedaban cinco años para que los ejércitos romanos rodearan Jerusalén y, posteriormente, la destruyeran.

Pues bien, ¿quiénes dirigían la congregación de Jerusalén en esas fechas? Bueno, “La Atalaya” del 15 de mayo de 1997, página 16, párrafo 6, explica que, según parece, el cuerpo gobernante, compuesto por los apóstoles que aún quedaban vivos y por otros ancianos, se mantuvo muy activo en Jerusalén justo hasta el año 66 de nuestra era. Así que, seguramente, Pablo se refería a ellos cuando mencionó a quienes los dirigían. Pero ¿qué ejemplos de fe y buena conducta de los apóstoles y ancianos podían recordar los cristianos de Jerusalén? Sin duda, podían recordar las palabras y el ejemplo del apóstol Pedro. A Pedro lo arrestaron y lo golpearon, pero, junto a los demás apóstoles, les dijo a las autoridades: “Tenemos que obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres”. Y, en toda su vida, Pedro nunca dejó de predicar y animar a los hermanos. También podían recordar la lealtad y el valor del apóstol Santiago, a quien el rey Herodes Agripa I mató a espada en el año 44 de nuestra era. En vista de que el fin del sistema judío estaba tan cerca, era de vital importancia que los hermanos recordaran la lealtad y el valor de los apóstoles y ancianos. Y ¿cómo podemos nosotros seguir el consejo del apóstol Pablo? Como menciona el comentario de “La Atalaya”, un modo de hacerlo es recordando e imitando el ejemplo de fe de los miembros del Cuerpo Gobernante.

Igual que los hermanos de la congregación de Jerusalén, nosotros, aquí en Betel, tenemos el maravilloso privilegio de observar personalmente la fe y la conducta de los hermanos del Cuerpo Gobernante. Y hoy, gracias a JW Broadcasting, nuestros hermanos de todo el mundo también pueden verlos, oírlos hablar “acerca de la palabra de Dios” y observar su conducta. Además, tenemos las biografías de quienes han formado parte del Cuerpo Gobernante. Estos hermanos sirvieron fielmente a Jehová durante décadas, hasta que recibieron su recompensa celestial. Vamos a repasar cuatro de estas biografías y veamos qué podemos aprender de estos hermanos.

·         Veamos primero la del hermano Sullivan. El hermano Sullivan sirvió fielmente en el Cuerpo Gobernante hasta su muerte en 1974. En su biografía, publicada en “La Atalaya” del 1 de enero de 1966, nos cuenta lo que pasó en el auditorio del Madison Square Garden en junio de 1939. El hermano Rutherford estaba dando un discurso cuando una chusma endemoniada lo interrumpió. Finalmente, a algunos hermanos los acusaron falsamente y los arrestaron. Él mismo cuenta: “El hermano Rutherford insistió en ir a la comisaría inmediatamente [...]. Tuve el privilegio de ir con él en [el] auto en aquella ocasión. Viajando desde el Madison Square Garden hasta la comisaría, vimos demostrada la furia enloquecida de la chusma y el poder restrictivo de nuestro Dios para preservar a su pueblo”. El hermano Sullivan y los demás tuvieron que abrirse paso entre la multitud para poder entrar en la comisaría y ayudar a los hermanos arrestados. Y, al salir, volvieron a encontrarse con la misma chusma. Algunos hermanos lograron subirse al auto, pero había mucha gente cortándoles el paso. Algunas personas intentaron incluso entrar en el auto. ¡Parecía que iban a arrancar las puertas! Así que el hermano Sullivan y otros se subieron a los estribos del auto para impedirlo. ¡Qué valientes fueron, tanto el hermano Sullivan como el hermano Rutherford! ¿Y nosotros? ¿Tendremos que mostrar ese mismo valor en el futuro?

·         Hablemos ahora del hermano George Gangas, antiguo miembro del Cuerpo Gobernante. ¿Qué recordamos de él? Su biografía apareció en “La Atalaya” del 1 de abril de 1967. ¿Se han sentido alguna vez incapaces de cumplir con una asignación? El hermano Gangas cuenta que, cuando dio su primer discurso de seis minutos, tuvo tanto miedo que casi no pudo terminar. Pero se esforzó por vencer sus temores. Otra cosa que recordamos de él es cuánto amaba las reuniones. Constantemente le pedía a Jehová que lo ayudara a no faltar a ninguna reunión. Y para cuando se escribió su biografía llevaba 45 años sin faltar a ninguna. Miren lo que dijo: “Para mí, [...] reunirme con los hermanos es uno de los mayores placeres de la vida y una fuente de estímulo. Me encanta estar en el Salón del Reino entre los primeros, y salir entre los últimos, si es posible. Siento un gozo interior cuando hablo con el pueblo de Dios. Cuando estoy entre ellos siento que estoy en casa con mi familia, en un paraíso espiritual”. El hermano Gangas terminó su vida en la Tierra en 1994 a la edad de 98 años.

·         Recordemos ahora un detalle sobre el hermano Karl Klein. Él contó que en cierta ocasión el hermano Rutherford lo regañó. La siguiente vez que se encontraron, Rutherford lo saludó como si nada, pero Karl le respondió de mala gana. Por eso, el hermano Rutherford le dijo: “¡Karl, cuidado! ¡El Diablo quiere entramparte!”. Avergonzado, Karl le contestó: “Oh, no pasa nada, hermano Rutherford”. Pero, como él sabía que Karl estaba dolido, le volvió a decir: “Está bien. Sólo ten cuidado. El Diablo quiere entramparte”. Todos debemos recordar estas palabras, porque están basadas en la Biblia. Si guardáramos rencor, le estaríamos dando una oportunidad al Diablo, y no queremos hacer eso. El hermano Karl Klein terminó su vida en la Tierra en enero del 2001, cuando tenía 95 años.

·         Tampoco olvidamos al hermano Dan Sydlik. Su biografía apareció en “La Atalaya” del 1 de junio de 1985. ¿Recuerdan cómo empezaba él sus adoraciones matutinas? Casi siempre decía con fuerza y entusiasmo: “¡Qué bueno es estar con vida para servir al Dios vivo y verdadero!”. Al leer su biografía nos damos cuenta de que el hermano Sydlik amaba la vida, amaba al pueblo de Dios y amaba a Jehová. Él escribió que la amistad que tenía con Dios le dio las fuerzas para hacer frente a las circunstancias difíciles de la vida. También dijo que meditar en las siguientes palabras del Salmo 33 siempre llenaba su corazón de alegría: “¡Feliz la nación que tiene por Dios a Jehová, el pueblo que él ha elegido como su propiedad! [...] Oh, Jehová, que tu amor leal [o tu amistad] descanse sobre nosotros mientras seguimos esperándote”. El hermano Sydlik terminó su vida en la Tierra en abril de 2006, después de haber servido en Betel durante casi sesenta años.

Sí, hermanos, tenemos que recordar siempre el buen ejemplo de los miembros del Cuerpo Gobernante, de los de ahora y de los del pasado. Cuando Pablo escribió a los cristianos hebreos, se acercaba el fin del sistema judío. Nosotros también vivimos muy cerca del fin. Por eso, debemos esforzarnos por imitar la fe de quienes nos dirigen. Eso nos ayudará a aguantar hasta el fin, ya sea el fin de nuestra vida o el fin de este mundo malvado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario