REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 19 a 25 de Julio de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

lunes, 19 de julio de 2021

REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 19 a 25 de Julio de 2021

REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 19 a 25 de Julio de 2021



REUNIÓN DE ENTRE SEMANA VIDA Y MINISTERIO CRISITIANO: 19 a 25 de Julio de 2021

¿Ha pensado en ser precursor regular? (10 mins.): Análisis con el auditorio a cargo del superintendente de servicio basado en los artículos “¿Y si hace el precursorado regular un año?” y “Horarios para el precursorado regular” de la Guía de actividades de julio de 2016. Ponga y analice el video Jehová nos ayuda a seguir predicando.

OLGA MORTLOCK: JEHOVÁ NOS AYUDA A SEGUIR PREDICANDO (TRANSCRIPCIÓN)

OLGA MORTLOCK Bueno, mi tía, la hermana de mi padre, y su esposo, eran testigos de Jehová. Ella nos llevaba a sus reuniones. Nos pasábamos todo el tiempo estudiando, y me gustaba lo que aprendía. Lo que me tocó el corazón fue la esperanza de tener vida eterna en el Paraíso, pues cuando era niña odiaba que las personas murieran. Al año de bautizarme, decidí hacerme precursora, a pesar de que mi jefe no quería e hizo todo lo que pudo por desanimarme. Pero yo estaba resuelta a ser precursora, pasara lo que pasara.

Me mudé a Vere. Era un lugar aislado. Allí hacía mucho calor y no había ni congregación ni nada. Ni siquiera había transporte público; lo único que teníamos para ir de casa en casa eran nuestras piernas. Teníamos que cruzar ríos, así que nos quitábamos los zapatos y cruzábamos por el agua. El territorio era muy productivo. Si tocábamos, no sé, a tres o cuatro puertas, podíamos comenzar hasta dos o tres cursos bíblicos. Y, si dirigíamos diez cursos bíblicos, pues, diría que, de los diez, a veces cuatro de ellos comenzaban a servir a Jehová. Así que, en poco tiempo, ya pudimos formar un grupo, un grupo aislado, que con el tiempo llegó a ser una congregación.

Estuve casada durante 15 años. A mi esposo le encantaba predicar. En mayo de 2001, falleció. Y, luego, en agosto, me diagnosticaron cáncer. Imagínense lo que fue pasar por eso justo después de haber perdido a mi esposo. Fue duro, porque el cáncer estaba muy avanzado. Así que le dije a Jehová: “No quiero morir”. Los médicos hicieron todo lo posible y, por supuesto, Jehová estuvo a mi lado en todo momento. Nunca pasó por mi cabeza dejar el precursorado. Sabemos que Jehová no es el responsable de las cosas malas que nos pasan. Él nos ama y ha provisto todo lo necesario para que acabe el sufrimiento. No importa por lo que estemos pasando, Jehová lo sabe y está a nuestro lado.

Cuando pensamos en lo insignificantes que somos y en cómo ha querido ayudarnos enviando a su hijo, la verdad, siento que es un honor que él me utilice. Cuando llegan situaciones difíciles, no me preocupo. Siempre le digo: “Jehová, por favor, no permitas que deje de ser precursora”. Y también animo especialmente a los jóvenes: “Mantengan su vista, sus pensamientos y todo lo demás enfocado en el precursorado. Y no se preocupen, sigan adelante”. Yo planto y riego, pero es Jehová quien sigue haciéndolo crecer. Colaborar con él me hace sentir muy útil. No me arrepiento de estos años en los que he sido precursora, sé que no me he perdido nada. Bueno, solo me he perdido una cosa..., todos los problemas en los que podría haberme metido.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario