BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 5 a 11 de Julio de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar SUGERENCIAS para los comentarios y asignaciones para las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y prudente”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación y la participación en las reuniones y EN ESPECIAL, ayudar a quienes necesiten una idea de asignación o comentario. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA BIBLIA. Para aprender de la Biblia siempre visite JW.ORG

domingo, 4 de julio de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 5 a 11 de Julio de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 5 a 11 de Julio de 2021


Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Estas palabras se cumplieron después de que los israelitas conquistaran Hai, en ese momento las tribus de Simeón, Leví, Judá, Isacar, José y Benjamín estuvieron de pie enfrente del monte Guerizim, los levitas y el arca del pacto se situaron en el valle en medio de los montes y las otras seis tribus estuvieron de pie enfrente del monte Ebal, allí el pueblo oyó la lectura de las bendiciones que recibirían si obedecían a Jehová y las maldiciones que les esperaban si le desobedecían.

Las tribus situadas enfrente del monte Guerizim respondieron a las bendiciones leídas en su dirección, en tanto que las otras tribus respondieron a las maldiciones leídas en dirección al monte Ebal.

  • ¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Dt 11:9. Cuando Jehová bendice a sus siervos siempre les da lo mejor y eso lo podemos ver con la tierra que Jehová les dio a los israelitas ya era una tierra en donde abundaba leche y miel y aparte de eso la tierra era un lugar ya preparado puesto que había terrenos sembrados y de pozos de agua ya excavados, la razón por la que los israelitas prosperarían era porque Jehová los cuidaría y efectivamente así fue, cuando se mantenían fieles a Jehová, recibían de él un sinfín de bendiciones y su vida era visiblemente mejor que la de las naciones vecinas, está claro, pues, que la bendición de Jehová es lo que enriquece.

Dt 11:12. Este texto muestra que los ojos de Jehová siempre estarían sobre la tierra que habitaran sus siervos o mejor dicho en otras palabras Jehová estaría cuidando de su pueblo desde que comienza el año hasta que termina el año, esta es una bonita declaración sobre la personalidad de Jehová ya que muestra el nivel de atención que da a sus siervos, su interés por saber cómo están, que hacen, que necesitan, que les pasa refleja su faceta paternal y eso es algo que se pudo apreciar a lo largo de la historia de Israel, saber esto nos da la confianza de que Jehová sigue pendiente de sus siervos y seguirá atento a cada momento de nuestra vida.

Dt 11:18, 19. A los padres israelitas se les recordó que primero que debían amar a Jehová con todo su corazón y con toda su alma y con toda su fuerza, que la Ley debía estar en sus corazones y que debían enseñar tales cosas a sus hijos y para ello tenían que dar un buen ejemplo, actualmente para enseñar a sus hijos a amar a Jehová, los padres tienen que amarlo y atesorar sus dichos en el corazón, porque ellos son los maestros principales en la crianza de sus hijos y lo que aprenden de su ejemplo tendrá un profundo efecto en ellos y no hay nada que ejerza más influencia en la vida de un niño que el ejemplo de sus padres.

Dt 11:26-28. Jehová puso ante los israelitas dos opciones con su respectivo galardón, si ellos obedecían a Jehová y hacían todo lo que se les había mandado obtendrían bendiciones, en cambio, si no obedecían a Jehová y se desviaban del camino que se les había mandado seguir y llegaban al punto de rendirle adoración a otros dioses ellos sufrirían maldiciones debido a su proceder, si examinamos la historia de la nación esto se convertiría en un ciclo en el cual el pueblo estaría en ambos extremos y en donde el factor crucial seria el hecho de obedecer o no los mandamientos de Dios, una manera de actuar que a la final los llevaría a la desgracia debido a su indecisión.

Dt 12:2-4. Al conquistar la Tierra Prometida los israelitas debían destruir por completo todos los lugares, altares, columnas sagradas, postes sagrados, imágenes esculpidas y todo lo que haya sido utilizado por las naciones para realizar adoración a sus dioses, debían destruir con fuego absolutamente todo y esto era con dos propósitos, primero y el más obvio era destruir todo rastro de adoración falsa en la Tierra y segundo era para que los israelitas no imitaran esos métodos y medios de adoración para rendirle adoración a Jehová, en otras palabras no debían mezclar la adoración pura con elemento de la adoración falsa.

Dt 12:16, 24. Desde los mismo días de Noé Jehová decretó que la sangre no debía consumirse y en la Ley que dio al antiguo Israel, limitó el uso de la sangre por representar esta la vida y en especial dictamino que la sangre animal no debía usarse en la cocina ni debía ser consumida en lo absoluto, Ningún israelita debía apropiarse de la sangre de otra criatura ni almacenarla ni usarla, pues la vida de esta pertenecía a Dios este mandato está registrado en Levítico pero el hecho de que se haya repetido en muchas ocasiones demuestran la importancia de esta Ley, en nuestro caso este principio sigue en vigencia para los cristianos.  

Dt 12:28. Los israelitas debían cumplir con un requisito para que pueda disfrutar de bendiciones y eso era hacer lo que es bueno y correcto a los ojos de Jehová su Dios, para lograr eso ellos debían obedecer todo lo que se les había dado ya sea los consejos para la vida, instrucciones sobre cómo debían efectuar la adoración pura, recomendaciones para cada aspecto de su vida y recordar en las promesas y bendiciones que verían cumplirse si permanecían fieles, todos esos aspecto debían estar presentes su mente y corazón, los cristianos también debemos cumplir con el requisito para poder disfrutar de bendiciones, hacer lo que es bueno y correcto a los ojos de Jehová nuestro Dios.

Dt 12:32. Jehová fue claro con todos los mandamientos que les dio a los israelitas, abarcaban todos los aspectos de la vida e incluso se respondía a sí misma en caso de que alguien tuviera preguntas al respecto, es por eso que nos parece interesante el hecho de que Dios advirtiera que no debían añadirle ni quitarle nada a la Ley ya que al hacer eso habría el peligro de imponer restricciones que no estaban en armonía con la Ley o quitar partes de la misma y así relajar las normas que Jehová había establecido, en nuestro caso también nos sujetamos bajo las normas cristianas a las cuales tampoco debemos imponer criterios totalitarios y decidir no seguir ciertos principios.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario