BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 21 a 27 de Junio de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 20 de junio de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 21 a 27 de Junio de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 21 a 27 de Junio de 2021


Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Que así como los israelitas necesitaban diariamente el maná para poder alimentarse físicamente, así mismo nosotros necesitamos alimentarnos diariamente en sentido espiritual.

La forma en que Jehová proporcionó el maná no solo aportó a los israelitas alimento físico, sino también lecciones espirituales, la manera en cómo debían recogerla en ciertos días y en qué cantidad grabó en su mente que debían ser obedientes y que su vida no solo dependía del pan, sino también debían nutrirse con la Ley de Jehová.

  • ¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Dt 7:1, 2. Jehová decretó la destrucción de siete naciones que ocupaban la Tierra Prometida y designó a los israelitas para llevar a cabo su ejecución, muchas personas han criticado esa decisión, en cambio, otras personas reconocen con humildad que no les concierne a los humanos imperfectos juzgar a Dios y más bien desean comprender sus decisiones, lo que podemos aprender de todo este registro, es que muestra con claridad que todas las personas han de rendir cuentas al Creador de la humanidad, Jehová Dios, independientemente de que profesen creer en él o no y también nos permite observar que aunque él es paciente, no cierra los ojos a la maldad.

Dt 7:3, 4. El prestar atención a las advertencias bíblicas también nos proteger de las dolorosas consecuencias que suelen resultar de que un cristiano o una cristiana se una bajo yugo con una persona incrédula, en estos versículos vemos la advertencia de Jehová sobre prohibir las alianzas matrimoniales con personas que no adoraban a Jehová puesto que había el peligro de que los hijos de esa unión no adoren al Dios verdadero, en la actualidad es posible que la persona incrédula aparte al cónyuge cristiano de servir a Jehová o también quedan los problemas y las presiones que muchas veces se ven en un hogar donde hay división religiosa, si hacemos caso a los consejos bíblicos evitaremos todos esos peligros.

Dt 7:15. La Biblia nos permite ver cómo eran las situaciones y a que problemas se enfrentaban las personas en la antigüedad, por ejemplo aquí Moisés hace referencia a las enfermedades que eran comunes en Egipto, parece que entre esas dolencias estaban la elefantiasis, la disentería, la viruela, la peste bubónica y la oftalmía, en momias examinadas también se ha demostrado que los egipcios sufrían de enfermedades como  la artritis, la espondilitis, enfermedades de los dientes y las mandíbulas, la apendicitis y la gota, en cambio, los israelitas pudieron evitar muchas de esas enfermedades en gran parte por las adelantadas prácticas sanitarias que le impuso el pacto de la Ley.

Dt 7:22. Los israelitas debían estar muy ansiosos de conquistar la Tierra Prometida porque sabían que con la ayuda de Jehová lo harían en poco tiempo, pero en este texto Jehová mismo dice que ese proceso seria poco a poco, la conquista no sería algo de la noche a la mañana sino que llevaría su tiempo, así mismo si hemos orado por algo en específico pueda que esperemos que sea contestada lo más rápido posible o tal vez estamos esperando con ansias que se nos de algún privilegio en especial, en ambos casos debemos demostrar paciencia porque no es al tiempo que nosotros queramos sino cuando Jehová lo crea conveniente.

Dt 8:4. Durante su viaje de 40 años, los israelitas recibieron muchas provisiones de Jehová, una de ellas es que nunca tuvieron la necesidad de obtener prendas de vestir para las nuevas generaciones, entonces pueda que nos preguntemos cómo sucedió que no se desgastaron las prendas de los israelitas ni se les hincharon los pies durante su viaje por el desierto, pues bien, al igual que el suministro regular de maná, fue un milagro, desde que comenzaron su viaje, los israelitas utilizaron la misma ropa y el mismo calzado, probablemente pasándoselos unos a otros según crecían los niños y morían los adultos, por lo que las existencias originales de tales artículos habrían bastado.

Dt 8:5. En este texto podemos apreciar el lado paternal de Jehová, un padre amoroso corrige a su hijo pero no solamente se encarga de eso, sino que también lo cuida, lo protege y le hace saber el amor cariño que tiene para con su hijo, así mismo, Jehová no dejó a los israelitas sin ayuda para determinar lo que era propio o impropio en sentido moral o religioso, constantemente recibieron instrucción directa, les dio la Ley mosaica, un notable código legal que incluía una dieta saludable, un estricto código sanitario y sanos principios morales y religiosos. De este modo, Dios promovió el bienestar físico y espiritual de los israelitas, de esa manera Jehová fue un padre amoroso para ellos.

Dt 8:9. Cuando los israelitas se preparaban para entrar en la Tierra Prometida, Moisés les dijo que habitarían una tierra en donde sacarían cobre de la montañas, para confirmar esta declaración los arqueólogos han descubierto varias minas y fundiciones en Israel y Jordania, como las de Timna, Khirbat en-Nahas y Feinan en donde las enormes pilas de escoria localizadas señalan que se practicaba la fundición a gran escala. Los arqueólogos creen que la roca se traía de las minas cercanas, el cobre se separaba de la roca en hornos de carbón que se calentaban con sopladores y por lo general se necesitaban 5 kilos de roca para producir 1 kilo de lingotes de cobre, que se usaban para fabricar diversos objetos.

Dt 8:11. Jehová advirtió una y otra vez a los israelitas que no olvidaran, no porque pretendiera que se acordaran de todo a la perfección, sino para evitar que estuvieran tan ocupados en sus propios asuntos que dejaban la memoria de los actos divinos a un segundo plano, debían mantener vivos todos los recuerdos de las grandes cosas que Jehová hizo por ellos, nosotros tampoco podemos darnos el lujo de olvidar, en medio de las presiones de la vida, debemos acordarnos de Jehová y de la clase de Dios que es, así como del amor que demostró al entregar a su Hijo, mediante la lectura asidua de la Biblia y la participación activa en las reuniones de la congregación y en el ministerio del campo, mantendremos vivas en nosotros estas verdades tan valiosas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario