BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 28 de Junio a 4 de Julio de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 27 de junio de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 28 de Junio a 4 de Julio de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 28 de Junio a 4 de Julio de 2021


Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

  • Dt 9:1-3. Aunque los hijos de Anac eran fuertes y altos, ¿por qué los israelitas no debían tenerles miedo? (it-1 133).

Los hijos de Anac fueron aquellos habitantes de las regiones montañosas de Canaán de los cuales los diez espías alegaron que eran los descendientes de los nefilim debido a su altura y fuerza, tanto era el miedo hacia aquellos hombres que existía el dicho: “¿Quién es capaz de hacerles frente a los hijos de Anac?”, sin embargo, los israelitas no debían tenerles miedo puesto que ellos contaban con la guía y la ayuda de Jehová, de esa manera podrían derrotarlos y expulsarlos de la Tierra Prometida.

  • ¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Dt 9:5b. En la parte b de este texto encontramos las dos principales razones por las cuales los israelitas debían expulsar a las naciones que ocupaban el territorio de Canaán o la Tierra Prometida, la primera razón es que ellos debían expulsar a aquellas naciones debido a que eran malvadas debido a que realizaban prácticas que incluso según los estándares actuales de moralidad serian condenadas y la segunda razón es que al ocupar esas tierras se estaría cumpliendo con la promesa que Dios había dado a sus antepasados Abrahán, Isaac y Jacob con lo cual estarían haciendo posesión efectiva de su herencia.

Dt 9:7. Moisés aconsejó a los israelitas que no olvidaran las veces en las que demostraron una actitud rebelde en contra de Jehová de las cuales fueron castigados en muchas ocasiones, por ejemplo, el resultado de la desobediencia de los israelitas fue Jehová su Dios los hizo andar cuarenta años en el desierto con el fin de humillarlos y de que corrigieran sus caminos rebeldes, de modo que guardaran los mandamientos de Jehová su Dios, andando en sus caminos y temiéndolo, así ellos tendrían que aprender a no repetir sus errores pasados y así queda demostrado que no olvidar puede ser el medio de aprender de los errores pasados y sus consecuencias.

Dt 9:24. Esta sencilla declaración de Moisés resume perfectamente el conducta general de los israelitas, desde el primero momento en la que Moisés se presentó ante Faraón ellos mostraron un espíritu de queja, cuando estaban a la orilla del mar Rojo ellos comenzaron a tener miedo y perder la fe en Jehová, cuando acamparon en las faldas del monte Sinaí procedieron a desesperarse y realizaron un fiesta pagana, durante el viaje al desierto ellos se quejaron de la falta de alimento y agua pero a la vez se quejaban de las provisiones divinas, se atrevieron a cuestionar su nombramiento y en las llanuras de Moab se dejaron seducir por las mujeres del país, sin duda esa frase los describe muy bien.

Dt 9:25-29. Durante su estancia en el monte de Sinaí, fue la intercesión de Moisés lo único que salvó al pueblo israelita de la furia de Jehová, para ello Moisés se centró en los argumentos por los cuales Jehová los había sacado de Egipto, primero en que ellos son el pueblo escogido de Dios portadores de su nombre, segundo la promesa que Dios había dado a sus antepasados Abrahán, Isaac y Jacob con lo cual estarían haciendo posesión efectiva de la tierra y tercero para que las otras naciones no se burlaran de Dios diciendo que sacó a los israelitas solo para matarlos, aparte de eso apreciamos que Jehová es un Dios que está dispuesto a escuchar a sus siervos.

Dt 10:4. Para muchos, Los Diez Mandamientos son las diez leyes básicas del pacto de la Ley y el decálogo primordial para vivir de acuerdo con los consejos y advertencia que contiene, para los israelitas era importante que cumplieran con cada uno de los diez puntos establecidos pero en la actualidad los cristianos ya no estamos obligados a cumplirlas pero eso no significa que debemos olvidarnos de ellas, más bien, es importante que los cristianos analicemos la Ley con sus Diez Mandamientos, pues en ella se da a conocer el punto de vista de Dios sobre diferentes asuntos, y además era una sombra de las buenas cosas por venir de la realidad que pertenece al Cristo.

Dt 10:12. Moisés les dijo a los israelitas que temieran a Jehová, pero aquí no estaba hablando de un angustioso terror a sufrir las consecuencias de nuestras malas acciones sino que se refería a un profundo respeto por Dios y sus normas, lo que nos impedirá hacer nada que lo ofenda y este versículo nos anima a que amemos y sirvamos a Jehová de todo corazón, la persona que ama a Dios demuestra por sus acciones lo que siente, por lo tanto, si de verdad amamos a Dios, trataremos de hacer todo lo que le agrade y Jehová nos pide que le obedezcamos en todo, habrá quienes piensen que esta obediencia absoluta no puede ser beneficiosa, pero en el caso de Dios, sí lo es.

Dt 10:16. La mayoría de versiones de la Biblia traduce este versículo dando la idea de que se debe “circuncidar el corazón”, esto no se refiere a que el cristiano deba realizar un corte en el cuerpo o sometiéndose a algún proceso parecido para demostrar que le pertenece a Dios, más bien, significa librarse de cualquier cosa en el modo de pensar, afectos o motivos que sea desagradable e inmunda a los ojos de Jehová y que insensibilice el corazón, lo que hace del cristiano un verdadero hombre de fe dispuesto a servir a Dios es que aguante las pruebas y permanezca firme en la fe.

Dt 10:17. Aquí Jehová nos asegura que no trata a nadie con parcialidad ni acepta soborno, es decir, a diferencia de muchos seres humanos poderosos o influyentes, no deja que pesen en sus decisiones las riquezas materiales o las apariencias, ni tiene prejuicios ni favoritismos de ningún tipo y de hecho hay muchas pruebas que demuestran esa manera de actuar de Dios, por ejemplo, lejos de limitar a una minoría selecta la oportunidad de ser sus adoradores verdaderos, el acepta a personas de toda clase para que puedan obtener la vida eterna, él ofrece esta maravillosa perspectiva a todas las personas, sin importar la posición social, el color de la piel ni el país.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario