BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 31 de Mayo a 6 de Junio de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar SUGERENCIAS para los comentarios y asignaciones para las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y prudente”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación y la participación en las reuniones y EN ESPECIAL, ayudar a quienes necesiten una idea de asignación o comentario. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA BIBLIA. Para aprender de la Biblia siempre visite JW.ORG

domingo, 30 de mayo de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 31 de Mayo a 6 de Junio de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 31 de Mayo a 6 de Junio de 2021


Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Pues lo hizo de muchas formas, por ejemplo para guiarlos uso una columna de nube de día y una de fuego de noche y también cubrió todas las necesidades básicas, como agua y alimento, incluso logró que su vestimenta y calzado no se desgastara, en esos detalles podemos ver como Jehová protegió a su pueblo durante esos 40 años.

Jehová no les dijo con todo detalle cómo los iba a dirigir, proteger y cuidar. Pero sí les demostró repetidamente que podían confiar en él y en sus instrucciones.

  • ¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Dt 1:2. En este pasaje vemos las consecuencias de toma una mala decisión, si los israelitas no se hubieran rebelado contra Jehová y no hubieran mostrado cobardía cuando los 12 espías volvieron de espiar la Tierra Prometida, solo les hubiera tomado once días ir desde el monte Horeb hasta la región de Cadés-barnea, pero en lugar de ello tuvieron que esperar unos largos treinta y ocho años, sin duda el precio que pagaron por desobedecer a Jehová Dios fue muy alto, igualmente nosotros debemos siempre pensar en que decisión o acción vamos a tomar, cuando tenemos en cuenta a Jehová y sus mandatos nos ira bien, pero si lo tomamos una mala decisión tendremos que pagar un alto precio.

Dt 1:9-15. Moisés humildemente reconoció que la tarea de dirigir a toda una nación sería imposible para un solo hombre, de hecho la nación solo haría más que aumentar, es por eso que procedió a escoger de entre las tribus a hombres sabios, prudentes y experimentados para que también tuvieran autoridad y así toda la responsabilidad se repartiera entre aquellos ancianos, los repartió entre jefes de mil, de cien, de cincuenta, de diez y funcionarios de sus tribus, de este caso aprendemos que no es bueno que un solo siervo de Jehová tenga que ejercer muchas responsabilidades siempre es sabio y humilde repartir esas tareas a hermanos capacitados para que ayuden a esa labor.

Dt 1:16, 17. Moisés dirigió unas palabras a aquellos israelitas que servirían como jueces de la nación y que siempre debían tener presente, él les recomendó y advirtió que en cualquier audiencia ellos debían juzgar con justicia y ser imparciales ante los implicados, la imparcialidad es una característica de la sabiduría de Jehová y esa misma sabiduría deben manifestar los ancianos que sirven en comités judiciales, esa sabiduría les ayudará a discernir la diferencia entre la debilidad y la iniquidad, los ancianos tienen que juzgar con justicia, en conformidad con las normas de Jehová sobre lo que es correcto y lo que es incorrecto y mostrar imparcialidad ante los casos.

Dt 1:34-39. Moisés comienza a relatar a la generación de israelitas que entraría a la Tierra Prometida lo que pasó con la generación de israelitas que salieron de la esclavitud en Egipto, debido a que aquella vieja generación mostró temor y no mostró confianza en la que Jehová les daría la Tierra los condenó al decir que ningún miembro de aquella malvada generación verá la buena tierra que juré darles a los padres de ustedes y que en cambio los niños que son la nueva generación, ellos serían los que entrarán allá, con este recordatorio Moisés espera que las generaciones futuras jamás demostrar una falta de fe a Jehová parecida a aquella generación.

Dt 2:4-6. Cuando los israelitas pasaron por Edom, Dios les advirtió que tuvieran cuidado, los israelitas ya estaban siendo reconocidos como una nación guerrera debido a las victorias que había logrado ante ese momento en contra de naciones que parecían más poderosos que ellos, en cambio, los descendientes de Esaú, los edomitas, estarían nerviosos de que una gran multitud pasara a través de su tierra, Jehová advirtió a los israelitas para que no lucharan contra ellos, más bien, debían respetaran el territorio de los edomitas y que pagaran por cualquier cosa que utilizaran de ellos, con esa decisión Jehová quería que los israelitas trataran con justicia a sus vecinos.

Dt 2:14, 15. En estos versículos podemos apreciar las consecuencias de la falta de fe en Jehová, los israelitas no tenían que pasar cuarenta años para llegar a la Tierra Prometida, pero debido a que se rebelaron contra la autoridad de Jehová y de quienes él había nombrado, rechazaron su amor, no obedecieron sus mandamientos y por no demostrar confianza en Jehová a pesar de haber visto con sus propios ojos todas las demostraciones de poder que Dios hizo para poder liberarlos de la esclavitud, Dios los sentenció a andar por el desierto, lo que le pasó a esa generación de Israelitas es un claro ejemplo de lo que no debemos imitar.

Dt 2:25. Jehová le dijo a Moisés que haría que las naciones enemigas tuvieran miedo de los israelitas, para los estándares del mundo, el ejército de Israel no intimidaba a nadie puesto que ellos eran relativamente inexpertos en el aspecto de la guerra, pero Israel tenía una gran ventaja y era que tenían a Dios de su lado y esa era la garantía de todas sus victorias y haría que las demás naciones tuvieran miedo de Israel, igualmente nosotros nos enfrentamos constantemente a nuestro mayor enemigo Satanás y a su mundo que nos ataca constantemente, pero al igual que los israelitas nosotros tenemos a Jehová de aliado y con su ayuda saldremos victoriosos de los ataques del maligno.

Dt 2:36. Moisés reconoció un hecho que sería importante en los meses siguientes, y es que desde que comenzaron con su campaña de conquista y comenzaron a derrotar a todos los pueblos que estaban a su alcance, incluso aquellos que parecían muy superiores a ellos, fue debido a que Jehová estaba de su parte y por eso los entregó a todos en sus manos, al reconocer las victorias que obtenían también reconocían que todo fue gracias a la mano de Jehová y que él estaba apoyando a su pueblo, el pueblo de Dios en la actualidad también puede tener la seguridad de que Jehová está de nuestra parte y que no hay nada ni nadie que nos pueda detener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario