BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 26 de Abril a 2 de Mayo de 2021 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 25 de abril de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 26 de Abril a 2 de Mayo de 2021

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: Semana del 26 de Abril a 2 de Mayo de 2021


Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Porque con esa decisión Jehová evitaba los recelos y las disputas entre los israelitas, Jehová efectuó la distribución de la tierra se efectuó en función de dos criterios, por sorteo entre las tribus y conforme al tamaño de la tribu.

Jehová respetó en el sorteo la profecía que el patriarca Jacob había pronunciado en su lecho de muerte y que se registra en Génesis 49:1-33.

Jehová usó su criterio para distribuir a las tribus según su tamaño, las tribus grandes debían ocupar territorios más amplios y las tribus pequeñas debían ocupar territorios menos extensos, pero todo de manera proporcional.

  • ¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en  la lectura bíblica de esta semana?

Nú 25:5. Los israelitas cometieron el pecado de unirse o vincularse a la adoración al Baal de Peor, cosa que rompió la relación especial que ellos mantenían con Jehová como su nación especial, debido a la infidelidad que habían mostrado y los despreciables actos que algunos de ellos llegaron a cometer merecían una sentencia adversa de parte de Dios y debido a esto tuvieron que morir 24.000 israelitas, sin duda este suceso nos sirve como recordatorio de que nosotros como Cristianos que estamos dedicados a hacer su voluntad no sería propio que nos comencemos a vincular con el espíritu de este mundo cuyo propósito es de corromper nuestra adoración y alejarnos de Jehová.

Nú 25:9. El dios falos que adoraban los moabitas y madianitas era conocido como Baal de Peor, pueda que este Baal se tratase de Kemós el dios principal de los moabitas, la adoración a este dios consistía en ritos donde el libertinaje y la inmoralidad sexual eran el tema principal de estas ceremonias, mientras los israelitas estaban acampados en Sitim, en las llanuras altas de Moab, fueron presas fáciles para la adoración de Baal, recordemos que Balaam le aconsejó a Balac que los indujera a practicar la idolatría, tentándolos a cometer inmoralidad sexual con las mujeres idólatras adoradoras de Baal de Peor, miles de israelitas sucumbieron a esta tentación y perdieron la vida.

Nú 25:11. Finehás demostró ser valiente y celoso al defender la adoración pura de Jehová, mientras las mujeres moabitas y madianitas hicieron que muchos hombres israelitas cayeran en la trampa de la inmoralidad y la idolatría demostró que era leal a Jehová, cuando Zimrí entró en el campamento con Cozbí la madianita, Finehás ejecutó a los fornicadores en su tienda, demostrando celo por la adoración a Jehová y por su rápida reacción detuvo el azote que ya se había cobrado 24.000 vidas, actualmente habrá ocasiones en las que nosotros también tengamos que hablar o actuar en defensa del nombre de Jehová, su adoración y su pueblo.

Nú 25:13. Debido al celo por la devoción exclusiva a Jehová que manifestó Finehás, Dios estableció con él un pacto de paz, un pacto en el que le aseguraba que el sacerdocio estaría en su familia por tiempo indefinido tanto para él como para su prole, conforme a esto Abisúa, hijo de Finehás y bisnieto de Aarón, llegó a ser el cuarto sumo sacerdote de Israel, esto armonizaría con la promesa de Jehová a su padre y de hecho pacto continuaría vigente por muchos años hasta que finalizó el pacto de la Ley, de esto podemos aprender que Jehová cumple las promesas de todos aquellos que le demuestran una lealtad inquebrantable.

Nú 26:2. Moisés tenía que realizar un segundo censo a la nación de Israel en las llanuras de Moab esto después del azote debido al pecado de Israel con relación al Baal de Peor, los resultados de este censo arrogarían que la cantidad de hombres de veinte años de edad para arriba había sufrido una pequeña disminución en comparación al primer censo que se realizó casi treinta y nueve años antes mientras que los levitas habían aumentado, los censos mencionados en la Biblia tenían diversos propósitos, como la recaudación de impuestos, el servicio militar o, en el caso de los levitas, nombramientos para atender los deberes en el santuario.

Nú 26:11. En este texto se menciona que los hijos de Coré, quien se había revelado contra Jehová, no habían muerto y que indica que los hijos de Coré no se unieron a su padre en la rebelión contra Moisés y Aarón que protagonizó junto con Datán y Abiram, de hecho, tiempo después los descendientes de Coré cobraron cierta importancia en el servicio de los levitas e incluso hallamos referencias a los hijos de Coré en los encabezamientos de muchos de los Salmos, sin duda mantenerse leal a Jehová a pesar de la oposición que podamos sufrir por parte de familiares y amigos puede ser recompensado en forma de bendiciones.

Nú 26:20, 21. Durante el segundo censo de la nación de Israel se describe las generaciones de cada una de las tribus, entre ellas la tribu de Judá, la línea genealógica de  Judá continuó a través de su hijo Pérez y quien a su vez llego a ser padre de Hezrón, y aunque aquí no se mencione Hezrón fue padre de Ram, de aquí se conecta con lo que dice Números 7:12 en donde se menciona a dos miembros más de la descendencia de Judá, Aminadab y a su hijo Nahsón, Nahsón fue padre de Salmón y abuelo de Boaz el padre de David, todos estos hombres fueron importantes eslabones para garantizar la futura descendencia prometida que condujera a David y a Jesús.

Nú 26:64, 65. Moisés y Eleazar acababan de realizar el que sería el segundo censo a la nación de Israel, había pasado casi 40 años desde el primero y los resultados que revelaría este censo es que ya no quedaba ninguno de los israelitas que se había revelado en el desierto y a los cuales Jehová había dicho que ellos sin falta morirían en el desierto, de aquella generación solo quedaron Caleb hijo de Jefuné y Josué hijo de Nun puesto que ellos si demostraron fe en las promesas de Jehová, de esto aprendemos que las sentencias de Jehová siempre se cumplen y que su sentencia para eliminar la maldad del mundo y a las personas que lo practican se realizará sin falta.

1 comentario: