SEAMOS MEJORES MAESTROS: 3 a 9 de Febrero 2020 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

jueves, 30 de enero de 2020

SEAMOS MEJORES MAESTROS: 3 a 9 de Febrero 2020

Discurso: ¿Por qué fue Sara una mujer excelente?




Discurso (5 mins. o menos): w12 1/1 8. Título: ¿Por qué fue Sara una mujer excelente? (th lecc. 14).

“Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer”, este dicho sirve pare describir para destaca el papel de la mujer en la vida de su esposo y en la de los demás, en la Biblia podemos encontrar a mujeres fieles que calzan con esta descripción, una de ellas es Sara, cuyo nombre significa Princesa y que al principio se llamaba Sarai, Sara era esposa de Abrahán y era diez años menor a su esposo
Abrahán era una persona de extraordinaria fe y Sara también lo era, ella aparece en la lista de los siervos de Jehová de excepcional fe, veamos lo que dice Hebreos 11:11, el hecho de que ella haya sido descrita en esta lista nos muestra lo excelente que era esta sierva de Jehová, analicemos algunos aspecto de su vida para demostrar porque llegamos a esa conclusión.
Abrahán y Sara vivían en la ciudad de Ur, una ciudad cómoda y muy avanzada en su tiempo, pero en Génesis 12 encontramos que Jehová le pidió que se fuera del país hacia un lugar que le mostraría, ¿Cómo reacciono Sara?, Génesis 12:5 la parte A dice, aunque pueda que le hayan surgido dudas y preocupaciones, el texto indica que acompaño a Abrahán, puesto que confiaba en Jehová.
Fue una excelente esposa, en 1 Pedro 3:6 encontramos lo siguiente, aquí Pedro estaba hablando de cómo deben ser las esposas y Sara es el ejemplo perfecto, ya que mostraba respeto profundo y sincero, además siempre lo apoyaba en todas sus decisiones, en ningún momento trataba de tomar el control de la familia, más bien, como leímos en el texto, lo llamaba “señor”, es decirle que lo trataba con respeto y cariño.
Sara también era una mujer hermosa, así que nunca aprovecho de su belleza física para su propio beneficio o la llenara de vanidad, más bien siempre fue humilde y actuaba teniendo en consideración a su esposo, es por estas cualidades que demostró a lo largo de su vida la convirtieron en una mujer excelente.
Abrahán y Sara fueron una pareja fiel, humilde y amorosa, y su matrimonio resultó ser una bendición para ambos, por eso, si las esposas imitan su ejemplo, siendo obedientes, excelentes esposas, humildes y celosas siervas de Jehová lograran el mismo resultado y serán grandes mujeres que fomentan el amor y el respeto.

Seamos mejores lectores y maestros (10 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video Cómo destacar los puntos principales y analice la lección 14 del folleto Maestros.

Lección 13: Cómo destacar los puntos principales. Transcripción

Vea el Video en: Lección 14: Cómo resaltar el valor práctico


En Hebreos 8:1 el apóstol Pablo escribió “el punto principal de lo que estamos diciendo es este”. Cuando enseñamos queremos destacar los puntos principales ¿Por qué? ¿Qué es más fácil escuchar? ¿Un discurso con un montón de datos sin conexión aparente? o ¿un discurso bien organizado en el que se conectan los puntos principales con el tema? Cuando destacamos los puntos principales el auditorio puede seguir lo que decimos, comprenderlo y recordarlo fácilmente. ¿Cómo logrará que los puntos principales destaquen? Primero, piense en el objetivo de su discurso y en lo que quiere lograr, si no sabe cuál es su objetivo, los demás tampoco. ¿Quiere informar, convencer, animar, motivar u otra cosa? Por ejemplo digamos que usted quiere hablar de la resurrección, si está hablando con una familia cristiana que ha perdido a un ser querido, seguramente su objetivo será animar y consolar. Ahora bien, si está hablando de la resurrección con familiares no testigos que han cuestionado lo que cree, su objetivo será convencerlos. En cada caso los puntos principales serán diferentes, porque el objetivo es diferente.
Así que al prepararse, elija sólo los puntos que lo ayuden a lograr su objetivo y que pueda presentar en el tiempo que tiene asignado. Después, presente los puntos en orden lógico, pregúntese: ¿qué objeciones O preguntas sobre el tema pueden tener quienes me escuchan? ¿En qué orden lógico plantearían esas objeciones o preguntas? Pero a menudo recibimos un bosquejo con un tema y los puntos principales ya están elegidos y colocados en cierto orden, en ese caso, estudié el bosquejo para tener muy claro cuál es el objetivo y como los puntos principales le ayudarán a conseguir su objetivo. Durante su discurso es importante que el auditorio no pierda de vista el tema, por eso a lo largo de todo el discurso repita las palabras clave del tema o use sinónimos. El auditorio sólo recordará unos cuantos puntos, así que no incluya muchos. Y si presenta un discurso largo céntrese en unos pocos puntos y explíquelos bien. Cuando incluya puntos secundarios, explique la relación con el punto principal, no añada ideas sólo porque son interesantes. Para destacar cada punto principal, repítalo en una o dos frases y entonces pase al siguiente punto, o puede destacar todos en la introducción y mencionarlos otra vez en la conclusión, cuando termine el auditorio debería recordar esos puntos. Veamos a un hermano que está presentando un discurso, trate de averiguar cuál es el punto principal y cuál es el tema.
“Leamos Proverbios 28:1 aquí se compara a los justos con un animal muy imponente, “los malvados huyen cuando nadie los persigue, pero los justos se sienten tan confiados como un león”, usted y yo podemos ser como un león, imagínese, los escritores bíblicos conocían a los leones porque había muchos en Israel, aunque ahora ya han desaparecido.
El rugido de un león se puede oír desde muy lejos, corre a 64 kilómetros o 40 millas por hora, son tan fuertes que un simple zarpazo es suficiente para romperle el cuello a un pequeño antílope.
Según la obra Perspicacia, el león es un símbolo apropiado de valor y justicia, por eso a Jesús se le llama, el león de la tribu de Judá”…
¿Pudo averiguar cuál es el tema del discurso? ¿Se trata de leones? ¿De Jesús? ¿De los justos? En realidad se titula “Jehová nos ayuda a ser decididos”. ¿Cuál es el punto principal que trata de resaltar el orador? Jehová es la Fuente del verdadero valor, démosle otra oportunidad, ahora fíjese en cómo resalta el tema y el punto principal:
“Leamos Proverbios 28:1, mientras lo leemos, piense en esta pregunta ¿qué personas sí pueden sentirse confiadas? “Los malvados huyen cuando nadie los persigue, pero los justos se sienten tan confiados como un león”… Entonces ¿Quienes se sienten confiados? Los justos. ¿Y quiénes son los justos? Los que tienen fe en el rescate y se esfuerzan por obedecer a Jehová. El punto es este, el valor no depende de las capacidades, la educación o las riquezas. La base del verdadero valor, es nuestra amistad con Jehová. Cuando vayamos a predicar, no tengamos miedo, estamos obedeciendo a Jehová y por eso está con nosotros, recordarlo nos ayudará a predicar con valor”…
Esta vez el orador introdujo el texto dirigiendo la atención al punto principal, evitó llenar su discurso con detalles que no apoyaban esa idea, se aseguró de que todos entendieran el punto al decirles, “el punto es este”. Luego lo relacionó con el tema. Ya sea en un discurso o predicando, enseñemos de manera sencilla y clara, si nos centramos sólo en unos pocos puntos principales y tenemos en cuenta el objetivo y el tema, lo que decimos será más fácil de seguir y difícil de olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario