Busquemos Perlas Escondidas: 2 al 8 de Septiembre 2019 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Busquemos Perlas Escondidas: 2 al 8 de Septiembre 2019

Busquemos Perlas Escondidas: 2 al 8 de Septiembre 2019




Busquemos perlas escondidas (8 mins.)

  • Heb 8:3. ¿Cuál era la diferencia entre las dádivas y los sacrificios que se ofrecían bajo la Ley mosaica? (w00 15/8 14 párr. 11).
En los tiempos de la ley, las dadivas eran ofrecidas por quienes querían expresar afecto y aprecio, o también como medio para conseguir la amistad, el favor o la aceptación por parte de alguien, también se consideraban como dadivas, las ofrendas que se daban para obtener el favor o la aceptación de parte de Jehová.
Los sacrificios servían como compensación o reparación por parte de los pecados cometidos, y en la ley se explicaba sobre las diferentes clases de sacrificios y ofrendas.

  • Heb 8:13. ¿En qué sentido quedó “anticuado” el pacto de la Ley en los días de Jeremías? (it-2 574 párr. 4).
Puesto que se anunció que habría un nuevo pacto que reemplazaría al pacto de la Ley, cosa que quedó establecido en el año 33 de la era común, cuando por la base del sacrifico de Jesús se instituyo tal nuevo pacto.

  • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
Heb 7:11. Jehová deseaba que la humanidad sea perfecta desde su mismo principio en el jardín del Edén, pero lastimosamente no fue así, por eso, ha visto necesario hacer el arreglo del nuevo pacto, por el cual la Tierra será gobernada por Cristo y los ungidos que fueron comprados con su sangre, cosa que será de beneficio para quienes vivamos en la Tierra, ya que bajo su gobierno, tendremos una vida eterna perfecta.
Heb 7:22. Jehová quiere lo mejor para sus siervos, sea si tienen la esperanza de vivir en la Tierra o la de vivir en el cielo, ya que el nuevo pato traerá cosas mejores mediante Cristo, así pues, los ungidos serán reyes y sacerdotes junto con él y los que habitaran en la Tierra podremos vivir con la seguridad de que seremos instruidos y guiados eternamente, y recordemos  que los beneficios de su servicio sacerdotal serán eternos.
Heb 8:6. Jehová ha puesto a su hijo Jesucristo para que sirva como mediador de un nuevo pacto, ya que posibilitó el nacimiento de una nueva nación, “el Israel de Dios”, integrada por los cristianos ungidos por espíritu, y que fue, sin lugar alguna, un extraordinario servicio por parte de Cristo, por eso, tenemos la gran dicha de conocer a Jesús, el siervo público por cuyo medio adoramos a Jehová del modo que él acepta y podemos gozar de una estrecha relación con él.
Heb 8:11. Podemos estar agradecidos de saber que Jehová nos ha permitido que lo conozcamos, desde el mayor al menor de cada uno de nosotros, y lo podemos conocer mediante su palabra, su creación y su organización, por eso estamos agradecidos con él, ya que el conocerle resultará en la salvación para nosotros.

  • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
Heb 7:3. Notamos que nunca se menciona la genealogía ni Melquisedec o alguna mención sobe su familia, por lo tanto, fue una prefiguración adecuada de Jesucristo, cuyo sacerdocio no tiene fin, ya que, como Melquisedec no tuvo ningún predecesor ni sucesor, Cristo tampoco tuvo ningún sumo sacerdote que lo precediera, y la Biblia muestra que nadie le sucederá jamás, lo que demuestra que su Reinado es el que traerá las bendiciones a todos los que vivan en el nuevo mundo.
Heb 7:16. Aquí estamos hablando sobre la vida de que Jesús disfruta desde que fue al cielo, una vida que no es como la humana que se puede “disolver”, más bien,  una vida inmortal otorgada a Jesús cuando se le resucitó no es meramente una vida sin fin, más bien, se trata de una vida que no puede sufrir ningún tipo de deterioro y que está más allá de toda destrucción.
Heb 8:2. Notamos que, incluso teniendo una posición tan encumbrada en el cielo, Jesús es el ser más humilde de todos, ya que se vale de su gran autoridad para dar, no para tomar, y esto le ocasiona gozo, ya que lo que ayudó a manifestar tal compresión a los humanos fue aguantar las pruebas durante toda su vida en la Tierra, así nosotros estamos felices al saber que nuestro Rey nos entiende a la perfección.
Heb 8:10. Vemos la necesidad de grabar las leyes y disposiciones que encontramos en la Biblia, tanto en nuestro corazón  ya que así habría menos probabilidad de que los que las obedecían dejaran de amarlas como también en nuestra mente, ya que así habría menos probabilidad de que estas personas las olvidaran, por eso, con el motivo correcto, debemos estar dispuestos a observar esas preciosas leyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario