Semana del 12 al 18 de Agosto 2019: “Joven, esfuérzate por realizar ‘obras excelentes’” - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

martes, 13 de agosto de 2019

Semana del 12 al 18 de Agosto 2019: “Joven, esfuérzate por realizar ‘obras excelentes’”

Semana del 12 al 18 de Agosto 2019: “Joven, esfuérzate por realizar ‘obras excelentes’”



Jóvenes que honran a Jehová. Transcripción.


- Antes de hacerme precursora, me preocupaba mucho no poder alcanzar la meta de horas cada mes.
- Comenzar a servir de precursor fue difícil, ya que no tenía auto.
- Mi jefe no me dejó trabajar de media jornada.
- Realmente tuve que esforzarme para poder estudiar y ser precursora al mismo tiempo.
- Batallé mucho con el temor al hombre. Fue un gran obstáculo, pues hablar con la gente no era mi fuerte.
- Mantener una buena rutina fue toda una lucha.
- En casa, solo mi hermano y yo somos testigos de Jehová. Mi familia no podía entender por qué queríamos ir a predicar.
- Creía que yo no podría ser una buena precursora.
- Desde los 5 años tengo diabetes tipo 1, así que no sabía si iba a poder sobrellevar mi enfermedad y, al mismo tiempo, servir de precursora.
- Los retos no parecen tan grandes ahora, pero en aquel momento los veía enormes. Lo mejor de todo fue ver cómo me ayudó Jehová.
- Orar a Jehová me ayudó a superar mis miedos.
- Le agradezco a Jehová que mi familia me haya ayudado tanto, mi papá fue el primero que me animó a hacerme precursora. Y cuando inicié el precursorado, me prometió que contaría con el apoyo de todos en casa.
- Lo que en realidad me ayudó fue hablar con hermanos que dedicaron su juventud al servicio de tiempo completo. Eso me animó y me motivó muchísimo. Ahora yo quiero escribir mi propia historia en el servicio de tiempo completo.
- Tuve que ser más práctico: si no tenía auto, simplemente caminaba o tomaba el autobús.
- Primero tenía que determinar cuáles eran mis prioridades, así que calculé las horas que tenía que hacer por semana en la predicación, luego organicé mi agenda para planear qué días saldría a predicar y qué días iría a la escuela; y también aparté tiempo para hacer mis tareas y estudiar.
- Una muy buena idea fue elaborar un horario por escrito que pudiera ver en todo momento, así me di cuenta de que, en realidad, la meta de horas no era tan difícil de alcanzar.
- Mi primera meta a corto plazo fue servir de precursora en los meses de actividad especial, después, me hice precursora auxiliar de continuo y, finalmente, inicié el precursorado regular.
- Lo mejor que pude haber hecho antes de comenzar el precursorado regular fue servir de precursora auxiliar, eso me preparó para superar los distintos retos que vendrían más tarde.
- Pensé mucho en lo que dice Malaquías 3:10. Yo creía que Jehová te bendice, pero debía darle la oportunidad de hacerlo.
- Oré a Jehová, decidí confiar en él y entregué mi solicitud.
- Después de haber entregado mi solicitud de precursor, un hermano me llamó y me ofreció un empleo.
- Me quedé sin trabajo por tres meses, y no fue nada fácil, pero durante ese tiempo, me concentré en hacer lo que es más importante para Jehová, y como siempre, él me apoyó y no me decepcionó.
- Algo que me ayudó mucho fue invitar directamente a algunos hermanos a ir a predicar conmigo los días en que normalmente no hay mucho apoyo.
Esto me permitió organizar mi horario y, también, pude conocer mejor a otros hermanos.
- Una de mis mayores alegrías ha sido servir de tiempo completo con mi mamá. Nos tocó ir juntas a la Escuela del Servicio de Precursor, ¡y eso fue algo muy especial!
- Salmo 16:8 me recuerda que Jehová está justo a mi lado. Cuando estoy predicando, es como si él me llevara de la mano.
- Me encanta hacer feliz a Jehová sirviéndole de tiempo completo. Con todo lo que él me ha dado, al fin siento que yo le estoy dando algo a él.
- Creo que empezar a servir de precursor fue lo mejor que pude haber hecho.
- Esa decisión me ha abierto muchas puertas en el servicio y me ha ayudado a cultivar el deseo de seguir sirviendo de tiempo completo.
- Ayudar a alguien a encontrar el camino que lleva a la vida eterna no se compara con nada; ¡simplemente no tiene precio!
- Lo único que te puedo decir es esto: “¡Si eres joven, hazte precursor!”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario