Semana del 6 al 12 de Mayo 2019: Le doy lo mejor de mí - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

martes, 7 de mayo de 2019

Semana del 6 al 12 de Mayo 2019: Le doy lo mejor de mí

Semana del 6 al 12 de Mayo 2019: Le doy lo mejor de mí



Le doy lo mejor de mí. TRANSCRIPCIÓN


Mark Sanderson: El hermano John Foster, ha formado como parte de la familia Betel de los EE.UU por más de 50 años. Pero un día sucedió algo inesperado que le cambio la vida.
John Foster: Me bauticé el 11 de Enero de 1958, en una Escuela de la Ciudad de Detroit. La predicación era muy importante para mí, porque la vida de las personas está en juego. Así que consideraba el ministerio una prioridad en mi vida. En la Asamblea de Distrito, en 1962, solicite servir en Betel y llegue allí el 28 de diciembre de ese mismo año. Estaba decido a utilizar mis fuerzas de la mejor manera posible en Betel, por eso trabaje muy duro en la producción de publicaciones, porque sabía que gracias a ellas, las personas podrían vivir para siempre. Fue una época muy especial porque, como era joven y fuerte, podría hacer muchas cosas, y sentía que le daba a Jehová lo mejor de mí. En el año 2006, todo cambió, pues sufrí un grave accidente. De camino a la reunión, y nuestro auto chocó contra un árbol, desgraciadamente el conductor no sobrevivió, yo me rompí el cuello y una pierna. Los demás no tuvieron lesiones tan graves. Pero yo estuve en coma tres semanas, cuando desperté sentía un dolor muy intenso, aunque predicar a otros me ayudaba a soportarlo. Quería dejar publicaciones al personal del hospital, ya que me pareció que era un territorio casi virgen. Le di un libro Enseña a mi cirujano y le dije, “como usted me salvó la vida”, “yo quiero salvar la suya”. Claro, después del accidente, me preocupaba si seguiría siendo útil en Betel o si dejarían que me quedara simplemente por consideración. Mi trabajo que ahora hago, tiene que ver con los libros que imprimimos por todo el mundo. Los archivamos para tenerlos como muestras de impresión. Otra labor que realizo de vez en cuando, es visitar Departamentos de Betel, para dar discursos de ánimo. Supuse que me iba a curar y que estaría mejor de lo que estoy ahora (risas….) y que sería capaz de volver hacer lo que hacía, pero me equivoqué. Aun así, me siento tranquilo, porque creo que hago todo lo que puedo. Me gustaría hacer más, pero simplemente no soy capaz, a pesar de eso, me siento bien con Jehová. Supongo que Él entiende, bueno, sé que él entiende mi situación, y que sabe que hago todo lo que puedo. Tengo claro que las cosas, solo mejorarán en el Nuevo Mundo. Esa es mi esperanza, poder estar en el Nuevo Mundo y ver que mi salud mejora, de hecho, será perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario