Busquemos Perlas Escondidas: 21 al 27 de Enero 2019 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

lunes, 21 de enero de 2019

Busquemos Perlas Escondidas: 21 al 27 de Enero 2019

Busquemos Perlas Escondidas: 21 al 27 de Enero 2019




Busquemos perlas escondidas (8 mins.)

Un aguijón es una vara terminada en punta que se usaba para hacer andar a los animales, la expresión dar coces contra los aguijones hace referencia al daño que se hacía un toro terco cuando se defendía de los pinchazos del aguijón dándole patadas, en el caso de Pablo, antes de hacerse cristiano se exponía a daños por perseguir a los que contaban con el apoyo de Jehová, los discípulos de Cristo; también se comparan los aguijones con los consejos, ya que los consejos motivan a seguir en lo que es correcto.

Pablo sabía que Agripa era judío, por eso le explico que su labor como predicador no contradecía nada de la ley ni de los profetas, más bien, confirmaba las profecías que estas contenían sobre el Mesías, debido a esto, Pablo le preguntó directamente: “¿Crees tú, rey Agripa, a los Profetas?”, con esta pregunta Agripa, si decía que sí, las personas pensarían que aceptaba la labor de Pablo y hasta lo llamarían cristiano, pero si decía que no, perdería el favor de los judíos.
Pablo respondió con habilidad a su propia pregunta diciéndole: “Yo que crees” y la respuesta que dio  Agripa demuestra que al parecer el mensaje de Pablo dejo huela en su corazón, aunque a la final nunca se hizo cristiano.

  • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
Hch 25:8-12. Jehová había prometido que se nos dará el espíritu santo como ayudante para que podamos decir las palabras adecuadas cuando tengamos que rendir cuentas ante los gobernantes, asi mismo, nos dará su espíritu santo para que podamos dar una buena defensa ante las autoridades y asi lograr dar un testimonio correcto.
Hch 26:18. Jehová desea que todas las personas abandonen la oscuridad del mundo de Satanás y de su influencia y se acerquen a la luz que se obtiene mediante la su palabra que se encuentra en la Biblia, ya que asi podrán alcanzar una herencia, a saber, la vida eterna.
Hch 26:19, 20. Jehová logra mediante la predicación que personas que habían abrazado la verdad, corregido sus vidas inmorales y deshonestas y buscado a Dios. De este modo se habían hecho buenos ciudadanos y promotores del respeto a la ley y el orden y asi estos mismos continúan llevando el mensaje que cambio sus vidas a otras personas que necesitan aquel mensaje.
Hch 26:21, 22. Jehová nos ayudara a seguir declarando las buenas nuevas, sin importar si nos encontramos con personas humildes o ricos, jóvenes o ancianos, no importa su colar, raza o nacionalidad, él nos ayudara a proclamar el Reino ante todos ellos sin cesar.

  • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
Hch 25:7. Tal como paso con Pablo, puede que nuestros enemigos presenten pruebas y argumentos falsos que no tienen ningún fundamento, pero no debemos acobardarnos, pueda que nos juzguen y hasta nos sentencien, pero tarde o temprano Jehová nos ayudara a hacer lo que es correcto y sabio en cómo debemos actuar y en que debemos decir.
Hch 25:20. Nuestro ejemplo cuando se nos este enjuiciando o acusando puede servir de testimonio ante las autoridades superiores, por eso nosotros debemos portarnos como verdaderos cristianos, tanto en tiempos favorables como en tiempo de persecución.
Hch 26:2, 3. Pablo usó el título de rey para dirigirse a Agripa, reconociendo el puesto encumbrado de aquel personaje, así le demostró respeto y, con su acertada selección de palabras, le otorgó la honra debida, al presentar el mensaje del Reino, trate de motivar el corazón de la persona desde el principio, lo logrará si le muestra respeto sincero y se interesa por sus circunstancias particulares y modo de pensar.
Hch 26:29. Nuestra actitud y nuestros sentimientos deberían ser como los del apóstol Pablo cuando testificó al rey Agripa: “Desearía de Dios que, fuera en poco tiempo o en mucho tiempo, no solo tú, sino también todos los que me oyen hoy llegaran a ser tales hombres como lo que yo también soy”. Pablo quería que sus oyentes llegaran a ser discípulos genuinos de Cristo, sea que ello requiriera un corto período de tiempo o un espacio más largo de ayuda personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario