Busquemos Perlas Escondidas: 5 al 11 de Noviembre 2018 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 4 de noviembre de 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 5 al 11 de Noviembre 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 5 al 11 de Noviembre 2018



Busquemos perlas escondidas (8 mins.)

  • Jn 20:17. ¿Qué le quiso decir Jesús a María Magdalena con las palabras: “Deja de colgarte de mí”? (nwtsty nota de estudio para Jn 20:17: “Deja de colgarte de mí”).
 Al parecer, María Magdalena pensaba que Jesús estaba a punto de ascender al cielo y, como deseaba intensamente estar con su Señor, lo agarraba con firmeza y no dejaba que se fuera. Jesús no le parecía mal que María Magdalena sencillamente lo tocara, pues no se opuso a que otras mujeres le abrazaran los pies cuando lo vieron después de su resurrección para asegurarle que todavía no se iba a marchar, Jesús le dijo a María que dejara de colgarse de él y fuera a decirles a sus discípulos que había resucitado.

  • Jn 20:28. ¿Por qué Tomás le dijo a Jesús: “¡Mi Señor y mi Dios!”? (nwtsty nota de estudio para Jn 20:28: “¡Mi Señor y mi Dios!”).
Algunos eruditos creen que esta expresión es una exclamación de asombro hecha ante Jesús, pero dirigida en realidad a Dios, su Padre, otros afirman que, según el griego original, las palabras fueron dirigidas a Jesús. El registro muestra que, antes, Jesús había pedido a María que les diera a sus discípulos este mensaje: “Asciendo a mi Padre y Padre de ustedes y a mi Dios y Dios de ustedes”, por lo que no hay razón para creer que Tomás pensara que Jesús era el Dios todopoderoso. Tomás había escuchado a Jesús dirigirse a su “Padre” en oración y llamarle “el único Dios verdadero”.

De modo que Tomás pudo haberse dirigido a Jesús como “mi Dios” por las siguientes razones: para él, Jesús era “un dios”, pero no el Dios todopoderoso. O quizás se dirigió a Jesús igual que otros siervos de Dios se dirigieron a los mensajeros angélicos de Jehová, como lo muestran las Escrituras Hebreas. Por lo tanto, Tomás quizás llamó a Jesús “mi Dios” en ese sentido, porque reconocía que era el representante y portavoz del Dios verdadero.

  • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
Jn 20:17. Podemos ver el amor de Jehová tanto que lo demostró a su hijo al que apoyó en todo momento y ese amor fue mutuo Jesucristo mismo lo dejó registrado en esta escritura en el cual muestra la honra que le daba a su padre al referirse a él cómo su Dios el único Dios verdadero.
Jn 20:21,22 Se resalta el poder de Jehová y se demostró al proveer ayuda a los discípulos de Jesús después de su resurrección, ellos se reunieron para animarse unos con otros y los temores que tenían a causa de sus enemigos desaparecieron cuando Jesús se aparece en medio de ellos y dice reciban espíritu santo.
Jn 21:15-17. Jehová y Jesús confían mucho en sus siervos, aunque sean imperfectos, ya que el hecho que Jesús le confiara a Pedro el cuidado de sus ovejas, demuestra que saben que cumpliremos con la misión que nos han encargado y nosotros demostramos la profundidad de nuestro cariño poniendo en primer lugar la esa misión.
Jn 21:25. Jehová nos ha hecho saber los detalles precisos que podemos aprender de la vida de Jesús, ya que Juan no intentó escribirlo todo en su evangelio, sino únicamente los detalles suficientes como para fundamentar su argumento principal, a saber, que Jesucristo era el Hijo de Dios y su Mesías, y nosotros debemos estudiar esa información para asi conocer más sobre Jesús y sobre Jehová.

  • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
Jn 20:2. Como alumnos de Jesús, se les siguió llamando discípulos, en particular en referencias a acontecimientos anteriores al Pentecostés, pero a partir de ese momento, siempre se les llama “apóstoles”. Cuando fueron nombrados, Jesús les dio poderes milagrosos para curar enfermos y expulsar demonios, sin embargo, esta actividad siempre estuvo subordinada a la obra principal de predicar.
Jn 20:19-22. Aprendemos la importancia de reunirnos hoy día afrontamos problemas parecidos a los de nuestros hermanos del siglo 1 es probable que sintamos temor al hombre o necesitemos la fuerza que Jehová nos da para predicar la cual obtenemos sobre todo mediante las reuniones.
Jn 21:18, 19. Se dice que Pedro “fue crucificado con la cabeza hacia abajo, habiendo él mismo pedido sufrir así.” Sin embargo, la profecía de Jesús acerca de la muerte de Pedro no fue tan específica, por eso, considerando las palabras del texto, llegaríamos a la siguiente conclusión: Que otro hombre lo controlaría, ciñendo a Pedro (ya sea atándolo o preparándolo para lo que habría de venir) y cargándolo a un lugar adonde no querría ir, evidentemente al lugar de ejecución, pero no necesariamente denota la manera en que se le daría esta muerte.
Jn 21:20-22. ¿Indican estas palabras que el apóstol Juan viviría más que los demás apóstoles? Parece que así es, porque sirvió a Jehová fielmente otros casi setenta años. Sin embargo, el comentario de Jesús da a entender algo más. Las palabras “hasta que yo venga” nos recuerdan lo que dijo Jesús acerca de que verían al “Hijo del hombre viniendo en su reino”. Juan permanece hasta la venida de Cristo en el sentido de que posteriormente se le da una visión profética en la que Jesús viene con poder real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario