Busquemos Perlas Escondidas: 19 al 25 de Noviembre 2018 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 18 de noviembre de 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 19 al 25 de Noviembre 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 19 al 25 de Noviembre 2018



Busquemos perlas escondidas (8 mins.)

  • Hch 4:11. ¿En qué sentido es Jesús la “cabeza del ángulo”? (it-2 pág. 662 párr. 4).
El Salmo 118:22 revela que la piedra que los edificadores rechazaron “ha llegado a ser cabeza del ángulo” (heb. roʼsch pin·náh). Jesús citó y se aplicó esta profecía a sí mismo como “la principal piedra angular” (gr. ke·fa·lḗ gō·ní·as, cabeza del ángulo). Tal como la piedra que corona un edificio, Jesucristo es la piedra de remate de la congregación cristiana de ungidos, semejante a un templo espiritual. Pedro también aplicó el Salmo 118:22 a Cristo, indicando que era “la piedra” rechazada por los hombres, pero escogida por Dios para ser “la cabeza del ángulo”.
“Cabeza del ángulo”. Con esta expresión al parecer se hacía referencia a la piedra más alta y por tanto la que coronaba una estructura. Por medio de ella los dos muros que se juntaban en esa esquina se mantenían unidos en la parte superior, de modo que no se separasen y se derrumbase la estructura.

  • Hch 5:1. ¿Por qué vendieron un campo Ananías y Safira? (w13 1/3 pág. 15 párr. 4).
Ananías y su esposa venden un campo para compartir el dinero con sus nuevos hermanos. Cuando Ananías entrega el dinero a los apóstoles dice que eso es todo lo que le dieron; pero no es cierto, se ha quedado con una parte. Con la ayuda de Dios, Pedro descubre el plan y le dice: “No has tratado con engaño a los hombres, sino a Dios”. Al instante, Ananías cae muerto. Unas tres horas más tarde llega su mujer. Sin saber lo que ha pasado con su marido, repite la mentira y ella también cae muerta.

  • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
Hch 4:2. Jehová nos da el valor para hablar de su mensaje a pesar que algunas personas se molesten por lo que hacemos, nosotros que sabemos que Jehová nos ayudará proporcionándonos las fuerzas para seguir predicando sobre el Reino, la esperanza del mundo.
Hch 4:29. Jehová como oidor de la oración,  está al tanto de todo lo que nos pasa, a veces quisiéramos que se nos libre cuando atravesamos pruebas, pero a pesar de esos problemas, debemos necesariamente pedirle las fuerzas para aguantar y seguir hablando de su palabra con denuedo ante las personas.
Hch 5:4. Jehová es un Dios al que no se le puede ni se debe engañar, tal como revela el caso de Ananías y Safira, aunque pensaban que están engañando a hombres, en realidad estaban engañando al Dios Altísimo, y lo que paso con Ananías y Safira confirma que Jehová es un Dios contra quien no se puede mofar.
Hch 5:29. Jehová merece nuestra obediencia, por eso, los apóstoles sentaron la pauta para los cristianos de todas las épocas: “las autoridades superiores” pierden el derecho a que las obedezcamos cuando nos prohíben hacer lo que Dios ordena o cuando nos ordenan hacer lo que Dios prohíbe y en esos casos nuestra obediencia recae en nuestro padre.

  • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
Hch 4:4. Es impresionante el incremento que los cristianos experimentaron en poco tiempo, ya que de unas pocas decenas pasaron ya a 5 mil  que procedían de lugares muy diversos, pero  estaban unidos en un mismo pensar y sentir, algo que se refleja en la actualidad al ver un crecimiento sorprendente entre los siervos de Jehová.
Hch 4:12. Se ve que como todos los descendientes de Adán son pecadores, su muerte carece de valor redentor. Jesús, en cambio, era perfecto, de modo que su vida sí tenía valor expiatorio. Él ofreció a Dios un rescate que correspondía exactamente con la vida perfecta que Adán había perdido de esta forma se abrió el camino para que alcancemos vida eterna en el nuevo mundo de Dios.
Hch 5:17. Se ve como los celos, pueden cavar tan profundo en los sentimientos y con el tiempo, este nos domine por completo, eso les paso a los Saduceos, tenían la oportunidad de acercarse a Jehová pero que lamentable es que sus sentimientos pudieron más, nos deja como lección si vemos algo de celos malvados en nuestro corazón eliminarlos rápido.
Hch 5:41. Cuando golpearon a los apóstoles y les ordenaron que dejaran de predicar, estos “se fueron de delante del Sanedrín, regocijándose”. Claro, a ellos no les agradó que los azotaran, pero se alegraron “porque se les había considerado dignos de sufrir deshonra a favor del nombre” de Jesús, en nuestros días, los siervos de Jehová también aguantamos con gozo cuando sufrimos por el nombre de Jesús o cuando afrontamos problemas graves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario