Busquemos Perlas Escondidas: 18 a 24 de Junio 2018 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 17 de junio de 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 18 a 24 de Junio 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 18 a 24 de Junio 2018

Busquemos perlas escondidas (8 mins.)

  • Lu 2:14. ¿Qué significa este versículo? (nwtsty notas de estudio para Lu 2:14: “y sobre la tierra paz entre los hombres de buena voluntad” y “los hombres de buena voluntad”).
Algunos manuscritos contienen expresiones que podrían traducirse como “y paz en la tierra, buena voluntad para los hombres”, y pero, el anuncio del ángel no quiere decir que Dios les dé su aprobación a todas las personas sin importar sus actitudes y acciones. Más bien, significa que Dios concede su aprobación a quienes demuestran auténtica fe en él y llegan a ser discípulos de su Hijo, en este mensaje del ángel, quien manifiesta buena voluntad es Dios, no los seres humanos.
Teniendo esto en cuenta, la expresión “hombres de buena voluntad” se refiere a quienes tienen la aprobación de Dios o su buena voluntad. También puede traducirse como “personas a las que él aprueba” o “personas que le agradan”. Así que la afirmación del ángel no significa que Dios otorgue su buena voluntad a todo el mundo. Solo se la otorga a quienes demuestran auténtica fe en él y llegan a ser discípulos de su Hijo. 

  • Lu 3:23. ¿Quién fue el padre de José? (wp16.3 pág. 9 párrs. 1-3).
Mateo escribió: “Jacob llegó a ser padre de José”. El término griego que usó significa que Jacob era el padre biológico de José. Mateo hizo un registro genealógico de la familia de José. Este registro demuestra que José era un heredero legítimo del trono de David, derecho que pasó a Jesús, su hijo adoptivo.
Por su parte, Lucas escribió: “José, hijo de Helí”. La expresión puede entenderse “hijo político” o “yerno”, José era “hijo” de Helí por haberse casado con su hija María. Así que Lucas presenta el linaje familiar de Jesús “según la carne”, a través de María (Romanos 1:3). Por lo tanto, la Biblia nos ofrece dos ramas genealógicas de Jesús, de las que podemos aprender mucho.

  • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
Lu 2:1-17. Jehová es fiel a su palabra y que siempre cumple lo que promete. Aquí se profetizo que Jesús nacería en Belén. Y así fue. Esto nos enseña que hay que tener confianza absoluta en Jehova y esperar en que a su debido tiempo las futuras profecías se cumplirán sin falta.
Lu 2:25-35. Jehová dio a su hijo para medio de salvación como forma de que toda la humanidad quede liberada de la esclavitud del pecado y la muerte, y nosotros, como Simeón, debemos apreciar el inmenso regalo que Jehová nos dio como medio de rescate.
Lu 3:22. Al llamar a Jesús "mi hijo el amado”, Jehová expresó abiertamente el amor que le tenía, esto nos enseña que como buenos padres contribuimos al desarrollo de nuestros hijos cuando les confirmamos lo mucho que los queremos tanto con palabras como con muestras de cariño.
Lu 3:23-38. El registro detallado de Lucas nos confirma como Jehová a garantizado el cumplimento de la profecía que realizo en Edén, lo que nos asegura que también, las demás profecías que realizo respecto al nuevo mundo también se cumplirán. 

  • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
Lu 2:37. El ejemplo de Ana nos enseña que debemos adorar a Jehová con constancia, “perseverar en la oración” y no “abandonar el reunirnos” con la congregación cristiana.
Lu 2:41-50. José puso los intereses espirituales en primer lugar en su vida y se preocupó del bienestar físico y espiritual de su familia. A este respecto, es un magnífico ejemplo para los cabezas de familia.
Lu 3:4-6. Juan se aplicó a sí mismo las palabras de Isaías 40:3,  en el año 29 E.C. empezó a preparar el camino para Jesucristo. Su proclamación previa indujo al pueblo a buscar al Mesías prometido para escucharlo y seguirlo. Por medio de Jesús, Jehová conduciría a los arrepentidos a la libertad que solo el Reino de Dios puede otorgar: libertad de la esclavitud al pecado y la muerte.
Lu 3:17. Juan el Bautista advirtió a los fariseos y a los saduceos de su peligrosa situación, asemejando a los que estaban verdaderamente arrepentidos a trigo que tenía que recogerse, y a aquellos líderes, a paja. Les dijo: “El que viene después de mí [...] recogerá su trigo en el granero, más la paja la quemará con fuego que no se puede apagar”.
 

2 comentarios: