Busquemos Perlas Escondidas: 16 al 22 de Abril 2018 - Historia y Ayuda Teocrática

Historia y Ayuda Teocrática

Proporcionar ayuda en forma de SUGERENCIAS para las participaciones en forma de comentarios o asignaciones en las reuniones de los Testigos de Jehová, la información presentada aquí no se pretende reemplazar a la proporcionada por el “esclavo fiel y discreto”, más bien, solo ayudar y motivar la preparación para las reuniones, también encontrará datos sobre nuestra historia. LEA A DIARIO LA PALABRA DE DIOS, LA SANTA BIBLIA.

domingo, 15 de abril de 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 16 al 22 de Abril 2018

Busquemos Perlas Escondidas: 16 al 22 de Abril 2018 en Video


Busquemos perlas escondidas (8 mins.)

  • Mr 1:11. ¿Qué significa lo que Jehová le dijo a Jesús? (nwtsty notas de estudio para Mr 1:11: “de los cielos salió una voz”, “Tú eres mi Hijo” y “yo te he aprobado”).
De los cielos salió una voz: Esta es la primera de las tres veces mencionadas en los Evangelios en las que Jehová habló directamente con los seres humanos.

Tú eres mi Hijo: Antes de venir a la Tierra, Jesús era el Hijo de Dios (Jn 3:16). Cuando nació como ser humano, Jesús pasó a ser un “hijo de Dios” igual que lo fue Adán antes de pecar (Lu 1:35; 3:38). Sin embargo, es razonable pensar que, con estas palabras, Dios no se limitó a identificar a Jesús. Al hacer esta declaración y derramar su espíritu santo sobre Jesús, Dios estaba indicando que ese hombre, Jesús, había sido engendrado como su Hijo espiritual, que había nacido de nuevo y ahora tenía la esperanza de volver al cielo para ser Rey y Sumo Sacerdote (Jn 3:3-6; 6:51; compare con Lu 1:31-33; Heb 2:17; 5:1, 4-10; 7:1-3).

Yo te he aprobado: O “estoy muy contento contigo; me complaces mucho”. La misma expresión se utiliza en Mateo 12:18, que es una cita de Isaías 42:1 en la que se hace referencia al Mesías prometido o Cristo. Al derramar su espíritu santo sobre Jesús y hacer esta declaración, Dios identificó claramente a su Hijo como el Mesías prometido.

  • Mr 2:27, 28. ¿Por qué se llamó Jesús a sí mismo “Señor [...] del sábado”? (nwtsty nota de estudio para Mr 2:28: “Señor [...] del sábado”).
Señor [...] del sábado: Jesús dijo esto de sí mismo (Mt 12:8; Lu 6:5), indicando así que podía utilizar el sábado para realizar la obra que su Padre celestial le había encargado (compare con Jn 5:19; 10:37, 38). Jesús realizó en sábado algunos de sus milagros más impresionantes, entre ellos algunas curaciones (Lu 13:10-13; Jn 5:5-9; 9:1-14). Así demostró lo que hará durante su reinado, un período de alivio parecido al descanso sabático (Heb 10:1).

  • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
Mr 1:11. Jehová revelo con las palabras que le dijo a su hijo, que lo amaba y confiaba en él, hoy los padres cristianos pueden demostrar los mismos sentimientos a sus hijos cuando demuestran preocupación por ellos y cuando ven que aplican los consejos que les dan.

Mr 1:35. El relato indica que Jesús tenía la costumbre de orar muy temprano en la mañana, indicando que su relación con Jehová era fuerte gracias a la comunicación que mantenían, nosotros debemos ponernos como meta tener una relación con Jehová mediante la oración.

Mr 2:1-12. Jehová seguramente vio la compasión de Jesús respecto al paralitico, que lo trato con respeto y se interesó por él, Jehová también espera de nosotros lo mismo, así que tratemos con compasión e interés a nuestros hermanos, a nuestros familiares y a las personas que se interesan por el mensaje del reino.

  • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
Mr 1:40-42. Jesús trató con dignidad a la gente, ahora, nosotros podemos imitarlo reconociendo, por ejemplo, que todo ser humano merece consideración y respeto, sea cual sea su edad, posición social o estado de salud (1 Ped. 2:17). 

Mr 1:40-45. El relato del leproso nos demuestra la compasión que Jesús demuestra a todas las personas que buscan consuelo y ayuda en sus momentos difíciles, por eso se le aplica perfectamente la profecía de Salmo 72:13: “Le tendrá lástima al de condición humilde y al pobre”.

Mr 2:27. Para los tiempos de Jesus, las restricciones respecto al sábado eran una carga, por ejemplo, estaba prohibido atrapar una pulga debido a que era cazar, no se podía atender a un enfermo a menos que estuviese en peligro de muerte o no se permitía colocar en su lugar un hueso dislocado, ni tampoco vendar una torcedura, todo esto desviaba la atención al verdadero propósito del sábado, una día para honrar a Dios.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario